Nuevo Rector, vieja misa

 

Como cada año por estas fechas, el Rector y el Consejo de Gobierno de la Universidad de Granada desarrollan un Programa de Actos con motivo de la apertura del nuevo curso académico. Tenemos nuevo Rector (Francisco González Lodeiro) y nuevos aires, pero el Programa ha mantenido una “Misa del Espíritu Santo”. También aparecía en el Programa una procesión cívico-académica que iba desde la iglesia de los santos Justo y Pastor hasta el Hospital Real, pero finalmente se ha corregido el entuerto y el lugar de salida se ha cambiado: en vez de la iglesia, la plaza de la Universidad: ¡bien por el Rector! Sin embargo, el mantenimiento de la Misa en el Programa “oficial” de una Universidad pública no respeta la aconfesionalidad del Estado, y, junto a otros datos, invita a preocuparnos por hasta qué punto la Universidad de Granada sigue otorgando considerables privilegios (ya no sólo simbólicos o formales, sino académicos y de otro tipo) a una asociación en particular, la Iglesia católica. Confío en que el nuevo Rector se anime a corregir estos viejos y graves entuertos.

 

Juan Antonio Aguilera Mochón. Profesor de la Universidad de Granada.

 

Publicado en Ideal y en La Opinión de Granada el 5-10-08